LAMARCALAB | tus socios de marketing

El dominio de los videojuegos (II)

La versatilidad de los videojuegos para sobrevivir a la pandemia y competir con otras industrias del entretenimiento

 

“Los videojuegos me han preparado para este momento toda mi vida”.

De diferentes formas, esta es la frase que he escuchado de parte de mis amigos gamers sobre el confinamiento que hemos vivido a raíz de la pandemia.

El tiempo que nos hemos visto obligados a pasar en casa provocó que todas las personas buscáramos acciones para sobrellevar la situación que nos mantuvieran resguardados, seguros y de preferencia conectados socialmente. Fue así como muchos recurrieron al mundo de los videojuegos, ya sea como primerizos, con juegos descargables del celular o como otros tantos que simplemente disfrutaron con mayor libertad y tiempo de esta actividad que ya solían realizar.

Como mencionaba en la primera parte de la entrada al blog: “El dominio de los videojuegos”, el crecimiento de esta industria ha sido tajante y la cuarentena extendida vino a incrementar aún más el consumo de cualquier contenido relacionado con los videojuegos. Según datos de Arsenal.gg, durante los meses de marzo a junio de este año, las horas vistas de contenido de la industria gamer incrementó un 25% en promedio, en plataformas como Twitch, Facebook Gaming y Youtube Gaming.

Este incremento de consumo no solo se vio reflejado en el contenido de plataformas streaming, sino también en las compras de aditamentos y productos periféricos para mejorar la comodidad del usuario o incluso en la adquisición de servicios para mejorar su experiencia, como por ejemplo paquetes de internet con mayor velocidad que impiden la pérdida de conexión.

Ahora, ¿qué poseen los videojuegos que provocan este incremento de gasto o inversión tanto de tiempo como de dinero entre sus jugadores? La respuesta es: versatilidad. Entendiendo versatilidad como la capacidad para adaptarse con rapidez y facilidad al entorno del propio mercado gamer y sus necesidades tan desafiantes día con día.

Esta versatilidad permite que los videojuegos sean una forma de entretenimiento que puede disfrutarse solo o acompañado, vivir la experiencia de forma individual o en equipo, lograr misiones dentro de una historia o simplemente ser parte de una competencia, interactuar con amigos de la colonia o con desconocidos en cualquier parte del mundo, jugar desde la comodidad de tu hogar o incluso en pleno vuelo, dependiendo de la plataforma que elijas para hacerlo.

La versatilidad en torno a los videojuegos es lo que les permite estar al alcance de cualquier persona sin importar su estilo de vida, nivel socio económico o intereses temáticos. Ya no es requisito contar con una consola y un televisor, ahora un gamer puede disfrutar de este tipo de entretenimiento desde la pantalla de su propio celular.

Según datos de The CIU, la preferencia por dispositivos de juego es del 72% en smartphones, 29% en consolas, 8% en Tablet, 7% en PC, 4% en consolas móviles y 2% en reproductores de música.  Se podría decir incluso que los teléfonos inteligentes, aunque limitantes en su inmersión, se han convertido en la entrada a este segmento de la industria para cualquier persona y a precios asequibles, siendo el primer paso antes de decidir invertir en algún dispositivo particular.

Otra gran característica de la industria ligada a la versatilidad y a donde se han movido las consolas es al streaming y su oferta de membresías que permiten disfrutar de catálogos extensos y atractivos de videojuegos sin tener que comprarlos individualmente sino a cambio de tarifas mensuales como si estuviéramos contratando algún servicio de streaming de música o películas. Xbox Game Pass y PlayStation Now son ejemplos de esta nueva oferta de streaming que incluso está permitiendo el acceso a juegos viejos o de consolas ya obsoletas conectando con la parte emocional del ser humano relacionada a la nostalgia.

Fue así como la industria gamer comenzó la batalla directa contra otras industrias del entretenimiento como lo es el cine y la música. Batalla que ya se resiente entre sus competidores. Según Polygon durante su reporte anual de 2018, Netflix confirmó que tenía 139 millones de usuarios registrados en todo el mundo y Epic Games anunció que tenía más de 200 millones de usuarios, muchos de los cuales pagan regularmente la entrada o algún tipo de membresía que mantiene su consumo constante. Pero además del número de usuarios, el tiempo frente al televisor es la métrica más importante a la hora de hacer sus reportes y fue ahí donde se dieron cuenta de que los consumidores preferían jugar Fortnite antes que ver Netflix.

A la disputa por el tiempo en pantalla se le suma también la pelea por la inversión de membresías. Entre tanta variedad de plataformas, las personas empiezan a verse orillados seleccionar la que más se acopla tanto a sus bolsillos como a sus intereses o su estilo de vida, si es para uso individual o de sus hijos.

Si solo pudieras costear una plataforma de streaming ¿cuál elegirías? La que te ofrece variedad de películas, caricaturas, series y documentales o la que te ofrecen una amplia gama de juegos. Y, una vez elegida, ¿cuál tiene el contenido que tú deseas?

 

Aida Durán

0 Comments

Deja una respuesta